La obligación de resolver las peticiones formuladas a la administración y el silencio administrativo

La obligación de resolver las peticiones formuladas a la administración y el silencio administrativo.  9788461612925

La obligación de resolver las peticiones formuladas a la administración y el silencio administrativo

valoración
Comenta y valora este libro

Disponible

Plazo de entrega 24/48 horas para libros en stock

32,00 €
30,40 €


La obligación de resolver los procedimientos administrativos impuesta a la Administración

pública es contradictoria con la figura del silencio administrativo. La obligación jurídica impuesta a la

Administración se elimina de forma sustancial al buscar un sustitutivo (el silencio) cuando se                

incumple con aquella obligación de resolver de forma expresa. No obstante, el instituto del silencio

administrativo tiene carta de naturaleza en nuestro sistema legal, razón por la cual es necesario

conocer el criterio legal, doctrinal y jurisprudencial del mismo.

 En el presente trabajo se hace un análisis del régimen de la obligación de resolver, poniendo

de manifiesto el régimen legal de dicha obligación, así como el alcance y efectos de la misma, desde

la vertiente de la caducidad, así como de la responsabilidad derivada en el ámbito disciplinario,                  

patrimonial y penal.

 Al mismo tiempo se analiza el silencio administrativo desde tres vertientes diferentes: La

primera, se aborda el régimen general del silencio administrativo, constatando su evolución desde un

silencio negativo, como regla general, a un silencio positivo, ahora como regla general, apoyado por

el criterio de la Comunidad Europea que apuesta por el silencio positivo como mejor garante de los

ciudadanos; la segunda, se reflexiona sobre el silencio administrativo en materia urbanística,                        

haciendo hincapié en la desafortunada regulación de un silencio positivo condicionado a la legalidad

de lo solicitado, y en la claudicación del legislador en mantener el efecto positivo del silencio, que es

en el ámbito material donde realmente ha tenido carta de naturaleza, al determinar, en los                               

supuestos de mayor habitualidad, el efecto negativo si se opta por no dar respuesta expresa; la                           

tercera, se constata el régimen específico del silencio administrativo y la obligación de resolver en

materia tributaria, especificidad en esta materia que no tiene aparentemente razón alguna de ser.

 En definitiva, se aborda el análisis del silencio administrativo aludiendo al diferente régimen

otorgado por el legislador y por la jurisprudencia en algunos supuestos, en consideración a distintas

materias (general, urbanística y tributaria).